Los líderes políticos de Estados Unidos no están dispuestos a negociar la inmunidad de grupo, ellos definen que esta es su única manera de conseguir liberarse de la pandemia de Covid-19 y están dispuestos a lograrlo. Dirigentes de diversos estados del país han implantado incentivos tentadores para atraer a los residentes a vacunarse.

En el estado de Ohio, su gobernador Mike Dewine ha prometido sortear un millón de dólares durante cuatro semanas, un millón cada semana, entre los que acudan a vacunarse contra el Coronavirus. El primer sorteo se llevará a cabo el 28 de mayo. En Ohio han recibido al menos la primera dosis un 42,3% de la población, un dato inferior al promedio nacional de 46,4%.

Por otro lado en Washington DC, Muriel Bowser, ofreció una cerveza por vacuna. Esta iniciativa aumentó la participación de la población latina que se siente atraída ante la diversión y la fiesta. Para los que quieran vacunarse disponen además de coches de Uber para su transporte.

En Nueva York la estrategia es obsequiar entradas a partidos a lo vacunados y situarse en lugares altamente concurridos como el metro o el Times Square. En Memphis sortean coches Chevrolet y Nissan, mientras que en Detroit practican la idea de “el buen vecino” y ofrecen 50 dólares a aquellos que lleven a otro residente a vacunarse.

Además entre Washington DC y Nueva York han dispuesto regalar cigarros de marihuana, luego de que recientemente se aprobó su uso recreativo. Hasta ahora han entregado hasta 6.000 cigarros a los que se hayan vacunado al menos con la primera dosis.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com