Johnny Depp vende su pueblo francés por 45 millones de euros. La propiedad se encuentra en la región de la Provenza a 30 kilómetros de Saint Tropez.

El pueblo está conformado por doce edificios, dos piscinas, una bodega, un gimnasio, una pista de patinaje, una iglesia e, incluso, un restaurante. El lugar, de casi 17 hectáreas, parece haber salido de un cuento del siglo XIX. Era su lugar de refugio en el que pasaba largas temporadas con la que fue su esposa Vanesa Paradis y sus dos hijos en común.

A pesar de los buenos recuerdos durante dos décadas, el actor ha decidido venderlo ya que allí ya no hace nada. Ya trató de ponerlo en venta en dos ocasiones sin éxito, ya que quería hacer frente a su proceso de divorcio con su ex Amber Heard.

La pareja se separó en 2016 y la a actriz denunció que su ex marido la golpeaba bajo efectos de las drogas. El intérprete de Piratas del Caribe negó los cargos y atribuyó la acusación a una estrategia para sacar más dinero del divorcio. 

Desde entonces están inmersos en una guerra judicial que a día de hoy aún prosigue y que ha terminado por salpicar su carrera en Hollywood.

De hecho, Warner Bros decidió romper el contrato que tenía con el actor para la película «Animales Fantásticos» y desde entonces no ha conseguido ningún papel, lo que le ha generado pocos ingresos, para poder afrontar las deudas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com