Diego Pablo Simeone, entrenador del Atlético de Madrid, se mostró satisfecho en rueda de prensa por la victoria de su equipo por 2-0 contra el Elche pero reconoció que sus jugadores no ofrecieron una buena imagen en el primer tiempo.

“En el primer tiempo el equipo estuvo cortado. Luego entró Raúl García y lo arreglamos”, confesó. “No tuvimos la estructura habitual. Yo decidí que entrara Adrián en la banda derecha para crearle problemas a Sapunaru, que no es lateral izquierdo. Con eso el equipo quedó cortado y ellos tuvieron más gente en el centro del campo cuando había una segunda pelota. Luego, con un 4-4-2, estuviimos más fuertes y más juntos y eso nos hizo más peligrosos. También Diego nos dio profundidad y Sosa lanzó muy bien el córner que acabó en el 1-0”, explicó.

Además, admitió que él fue el que pidió que fuera David Villa y no Diego Costa el que lanzará el primer penalti que se pitó en el partido: “En el primero, le dije a Koke que lo tirara David Villa. En el segundo pedí que fuera Raúl García y afortunadamente no me hicieron caso porque Diego Costa lo tiró fenomenal”.

Simeone tampoco quiso hacer cuentas de cara a los últimos cuatro partidos de Liga que restan en los que el Atlético se puede permitir un tropiezo para ser campeón: “No pienso en ello. Tenemos tres partidos fuera y eso es mucho”. “De aquí al final todos los partidos serán duros y con dificultades”, añadió.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *