Mujeres y hombres y viceversa: la mala educación

Comparte este articulo

Como el título de la película de Almodóvar es un programa de mujeres y hombres y viceversa (myhyv). En tres frases hemos comprobado la educación (nada exquisita, por cierto) de la madre de uno de los pretendientes de Triana. Contra el público, contra Nagore y contra quién haga falta por defender el sueldo de su hijo…

Todo empezó cuando se desveló la conversación que la actual tronista había mantenido con el chico con el que supuestamente “tontea” a espaldas de sus pretendientes. La madre de uno de ellos, sentada entre el público, se aventuró a defender a Triana en perjuicio de los chicos: “Yo creo que le tenéis que dar una oportunidad. Os está pidiendo perdón”, decía la susodicha.

Nagore, que no se calla una, salta: “Ella lo que no quiere es que no quiten a sus hijos de aquí. Se le acaba el chollo”. Ovación por parte del público, en especial de un señor, a quien, ni corta ni perezosa, la aludida manda callar.

Perpleja, Emma García (presentadora del espacio de las mediodías de Telecinco) le ofrece al señor un micrófono, para que se pueda defender: “Nagore tiene razón, porque, si se levantan se acabó el dinerito”. Más aplausos del público. Rabiosa como en su día estaba Shakira, la mujer le increpa: “¿Lo sabe usted?”. “Sí, porque veo muchos programas”. “Ohhhhh, otro periodista”. La gota que colma el vaso: que una señora que no sabe ni decir “a ciencia cierta” se meta con los periodistas…

En definitiva, esta no es la primera ni la última muestra de la incultura de los padres de los concursantes de myhyv, que, al fin y al cabo, son los que han educado a sus hijos e hijas de esta manera tan peculiar, pero sí la más agresiva. Vamos, Emma pone un circo y le crecen los enanos.


Comparte este articulo