Real Madrid: Similitudes para soñar con la Décima

Comparte este articulo

El Real Madrid ha tirado la Liga con los dos últimos empates ante Valencia y Valladolid. A falta de dos jornadas para finalizar el campeonato, el título parece una quimera cuando el Atlético de Madrid está a cuatro puntos y el FC Barcelona a tres. Sin embargo, este bagaje en el torneo doméstico encuentra similitudes con los tres últimos precedentes en los que el conjunto blanco acabó alzando la Champions.

En la temporada 97-98, el equipo entonces entrenado por Jupp Heynckes cumplió un más que discreto papel en Liga. A medida que los blancos superaban eliminatorias en la Liga de Campeones, el campeonato doméstico parecía tornarse en algo secundario. Después de caer en la Copa del Rey ante el Alavés y superar los cuartos de final de la Champions ante el Bayer Leverkusen, las nueve últimas jornadas ligueras se saldaron con sólo tres victorias -ante Compostela, Oviedo y Betis, esta última en la última jornada-, tres empates -Valladolid, Athletic de Bilbao y Mérida- y otras tantas derrotas ante Celta de Vigo, Zaragoza y Espanyol. El Real Madrid acabó la temporada alzando la séptima ante la Juventus con un gol de Mijatovic y cuarto a nueve puntos del FC Barcelona en su actuación liguera.

Dos temporadas después, el saldo es similar, una vez eliminado el Manchester United en cuartos. Desde entonces, cinco jornadas ligueras por delante con tres derrotas ante Racing de Santander, Alavés y curiosamente el Valladolid que dejaron la Liga en bandeja al Deportivo de la Coruña antes del desenlace del Parque de los Príncipes de París, donde el conjunto entonces dirigido por Vicente del Bosque -que esa temporada había sustituido a Toshack- levantaba su octava Copa de Europa ante el Valencia con una victoria por 3-0.

Zidane y su obra de arte

En la temporada 2001-2002, el Santiago Bernabéu presenció una de sus grandes noches europeas, eliminando al Bayern de Munich en cuartos de final. El conjunto blanco remontó el 2-1 de la ida con un 2-0 en el coliseo blanco. En semifinales esperaba nada más y nada menos que el FC Barcelona, al que el Madrid eliminó con un 0-2 en el Camp Nou y un empate a uno en su casa. El Bayer Leerkusen era el último obstáculo de la Champions.

Entre medias, la Liga se le escapó al equipo de Vicente del Bosque con una derrota en Pamplona (3-1 ante Osasuna, jornada 34), otra ante la Real Sociedad (3-0, jornada 36) un empate sin goles ante el Mallorca (jornada 37) y una tercera claudicación en Riazor ante el Deportivo de la Coruña, ya sin opciones al título (3-0, jornada 38). Esa temporada finalizó con la volea de Zidane ante el conjunto alemán y el nacimiento de ‘San Iker Casillas’ para acabar alzando la novena y, hasta que Lisboa dicte sentencia, última Copa de Europa para el Real Madrid.

 

 


Comparte este articulo