OTANOTAN

Tras la invasión de Rusia a Ucrania, la tensión en el continente europeo se hace notar. Pese a ello, la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) mantiene su postura de no intervención, por el momento.

Sin embargo, seis países miembro, entre ellos Estonia, Letonia y Lituania, temen por la integridad de su territorio y apelan al artículo 4 del Tratado de Washington. Este documento, que constituyó la OTAN, activa las conversaciones cuando uno de los estados parte considera amenazado su territorio, su independencia política o su seguridad.

Ante la apelación de este artículo 4, los miembros de la OTAN se deben reunir y valorar la situación de amenaza. En caso de ver un peligro inminente, los países que conforman la organización lanzarían una respuesta conjunta.

El documento reconoce que se contempla cualquier tipo de iniciativa, “incluso el empleo de la fuerza armada, para restablecer la seguridad en la zona del Atlántico Norte”. El ataque cesaría cuando el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas “haya tomado las disposiciones necesarias para restablecer y mantener la paz”.

Pese a ello, por el momento, las únicas medidas que se han tomado han sido sanciones económicas contra Rusia. “No tenemos tropas en Ucrania y no tenemos ningún plan de enviarlas”, indicó Jens Stoltenberg, secretario general de la OTAN.

Por su parte, el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, ha lamentado no recibir ayuda para frenar las ofensivas rusas. “¿Quién está listo para luchar con nosotros? No veo a nadie”, ha asegurado en un impactante discurso.

Todos los ucranianos mayores de edad han sido llamados a luchar. Las tropas de Vladimir Putin han tomado Kiev, la capital ucraniana, y se han contabilizado más de 130 muertos en la primera noche tras el ataque.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com