Telescopio James Webb

El pasado día 25 de diciembre, la NASA, la Agencia Espacial Europea y la canadiense lanzaron con éxito el telescopio espacial James Webb. Este artefacto es el más potente, grande y caro jamás lanzado.

El telescopio James Webb se ha lanzado con el objetivo de profundizar en los orígenes del universo. Es un artefacto con capacidad de captar la luz infrarroja procedente de las galaxias más jóvenes y de las estrellas ancestrales.

Es el sucesor del reconocido Hubble y aspira a convertirse en el próximo gran observatorio de ciencia espacial. Los responsables de su lanzamiento esperan que gracias a él puedan dar respuesta a algunas cuestiones astrofísicas aún sin resolver. ¿Cómo se formaron las primeras galaxias? ¿Cómo funciona la materia oscura?

Otro de los grandes misterios al que podría poner fin es si existe vida más allá de la Tierra. Su gran capacidad científica y los instrumentos que utiliza le permiten analizar con precisión las atmósferas de otros exoplanetas.

El telescopio se lanzó desde la Guayana Francesa, a bordo de un cohete Ariane 5. Sin embargo, una vez en el espacio, se desprendió del Ariane y a través de su matriz solar empezó a generar energía, que le permite orientarse y desplazarse por el espacio de manera autónoma.

Pese a su exitoso lanzamiento, aún quedan meses para que el James Webb alcance su posición definitiva. Una vez allí, deberán comprobarse todos los procesos de encendido. Si todo sale bien, será dentro de seis meses cuando empiece a mandar las primeras imágenes.

El telescopio recibe su nombre por James Edwin Webb, el segundo administrador de la NASA. Este funcionario se encargó de supervisar los primeros lanzamientos tripulados de la agencia estadounidense, cuyo objetivo era que el hombre llegase a la Luna.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com