las redes sociales

La Guardia Civil, en una publicación en Twitter hace dos días, advirtió a los usuarios de los riesgos que conlleva la publicación de datos personales en la red.

En concreto, hay cuatro datos que nunca deben compartirse en las redes sociales: la fecha de nacimiento, la ubicación, la residencia y los contactos privados (número de teléfono, correo electrónico). Revelar estos datos, de hecho, puede poner en riesgo la seguridad del usuario.


Normalmente es necesario declarar la fecha de nacimiento para abrir una cuenta, pero esta información debería ocultarse después. Si la fecha permanece visible, el usuario podría sufrir un robo de identidad.


Por otro lado, compartir la ubicación actual y la dirección del domicilio aumenta el riesgo de robo. De hecho, al comunicar a la red social a dónde va o dónde está, el usuario hace saber a un gran número de personas que no está en casa.


Por último, hacer públicos el correo electrónico y el número de teléfono expone al usuario a intentos de spam y pishing más o menos sofisticados. Pueden ser consecuencias desagradables pero inofensivas, como ser bombardeado con anuncios no deseados, o estafas más graves. Es posible, por ejemplo, que a través de un mensaje de texto o un correo electrónico alguien intente robar los datos bancarios.


Las recomendaciones de la Guarda Civil se basan en las ‘Consideraciones a tener en cuenta al publicar en redes sociales‘ de la Oficina de Seguridad del Internauta. Se trata de una especie de guía para el internauta, publicada online en 2019, que advierte de las posibles consecuencias desagradables de un uso descuidado de las redes sociales y da algunos consejos. Por ejemplo, sugiere controlar la red en Instagram y Facebook a través de la función «Privacidad«.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com