Un fuerte enfrentamiento entre la policía y los ciudadanos se originó a causa de la celebración de una fiesta rave ilegal, dos días antes de que se levantara el toque de queda en Francia. Dispersar a los más de 1.500 asistentes terminó convirtiendose en una pesadilla que dejó varios heridos y una persona, sin una de sus manos.

El grupo de jóvenes se reunió en un campo cerca de la ciudad de Redon, en la región de Bretaña, presuntamente en homenaje a Steve Maia Caniço, un chico que fue hallado muerto en el río Loira en el año 2019, luego de que la policía acabara con otra fiesta multitudinaria en ese mismo lugar.

Al menos cinco agentes de la policía resultaron heridos. Un joven que trató de recoger del suelo uno de los explosivos lanzados por la policía, se quedó sin una de sus manos luego de que le explotara encima. A través de redes sociales, cientos de usuarios han publicado videos en los que se ve a los policías usando gases lacrimógenos para calma a la multitud, mientras que los jóvenes le respondían con bombas molotov y esferas metálicas.

Actualmente la policía está concentrada en encontrar a los organizadores del evento. Rave es el nombre que se le dan a las fiestas de música electrónica.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com