El nuevo reto de Tik Tok está dejando graves consecuencias. Dos niños han tenido que ser intervenidos quirúrgicamente tras intentar cumplir con el objetivo del reto. ¿En qué consiste? Los participantes deben hacer creer a sus padres que se han colocado un piercing en el labio, mientras graban su reacción con el móvil.

Para esta muy mala «broma», los jóvenes usan piercing falsos para que la perforación sea más creíble. Para ello usan dos especies de bolas magnéticas que van una dentro y otra fuera de la boca. En varios casos, uno de estos imanes han sido tragados por accidente por los menores de edad.

Hasta el momento se han reportado dos casos, un niño de 11 y otro de 13 años. El primero ocurrió en Liverpool en Reino Unido. Los malestares empezaron en el estómago con dolor y náuseas. Expulsaba algunas partículas negras desconocidas. En el hospital, le indicaron que tenía 15 perlas magnéticas incrustadas en el intestino por lo que tuvo que ser operado de inmediato para su extracción.

El segundo niño, pocos días después, habló de su caso en el poblado de Birmingham, le diagnosticaron peritonitis severa, por la misma causa. Una de las madres, dijo: «Esto es una pesadilla. Esta locura de TikTok podría haberle matado si hubiéramos tardado más. Por favor, hablen con sus hijos«.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com