El Palacio de los Deportes volvió a vivir una noche mágica en el primer partido de los cuartos de final de la Euroliga. El Real Madrid comandado por un espectacular Rudy, se adelanta en la eliminatoria y hace la mitad del trabajo al que está obligado aquí en Madrid antes de partir a la batalla griega los dos siguientes partidos.
Los de Pablo Laso salieron a la cancha conscientes de lo que se jugaban, y así con un juego muy intenso en defensa y muy fluido en ataque encontrando buenas posiciones en la pintura, colocaron un parcial de 27-12 en el primer cuarto. El líder de ese primer acto fue claramente Nikola Mirotic con 9 puntos sin fallo en el tiro. La reacción de los griegos no se hizo esperar, y guiados por un grandioso Spanoulis, lograron eliminar la ventaja con un 8-23 de parcial que igualaba el partido a 35. En ese momento apareció la magia de Sergio Rodríguez que con un dos más uno y un triple sobre la bocina daba otro estirón para los locales y dejaba el marcador en 48-41.

El show de Rudy
El paso por los vestuarios sirvió para despertar a Rudy que se echó el equipo a la espalda y dio un recital de asistencias, robos, rebotes y sobre todo puntos, muchos puntos. El mallorquín anotó 10 puntos en el cuarto y prácticamente enterró las esperanzas griegas dejando el luminoso en 70-56 a falta del último cuarto. La intensidad defensiva no bajó, gracias a la lucha del eterno Felipe Reyes y los tapones de Mejri, y con ello se cimentó una trabajada victoria que sitúa a los blancos en ventaja de 1-0 en la eliminatoria al mejor de 5 partidos. El MVP del partido no fue otro que Rudy con 20 puntos, 8 rebotes, 5 asistencias y 3 robos de balón. La segunda entrega de la serie será este jueves en el mismo escenario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com