Presidente de Perú, Pedro Castillo

El Gobierno de Perú ha planteado la castración química obligatoria para los violadores de menores de edad, adolescentes y mujeres. La propuesta llega después de un caso de secuestro y violación de una niña de tres años que ha conmocionado a todo el país.

Para llevar a cabo la propuesta e incluirla en el Código Penal, el Gobierno de Pedro Castillo necesita la aprobación del Congreso de la República de Perú. Para trata de conseguir su respaldo ha justificado que este castigo ya se aplica en otros países del mundo como Rusia, Estados Unidos, Polonia, Corea del Sur, Indonesia y Moldavia.

El presidente ha recordado que “consiste en administrar medicamentos que reducen la libido e inhiben el deseo sexual”. Se trata de un método de “prevención contra las agresiones sexuales, y también como castigo para los que comenten crímenes de esta índole”.

La propuesta llega después del caso de violación de una niña de tres años en Chiclayo, al noroeste de Perú. Los acontecimientos han impulsado al gobierno peruano a adoptar políticas públicas más severas para proteger los Derechos Humanos de los más indefensos.

El presidente Pedro Castillo ha declarado ante los medios su indignación ante tal crueldad. “Basta ya de tanta violencia, los crímenes de violencia sexual contra los niños y niñas no serán tolerados por este Gobierno, ni quedarán impunes. El dolor de esta familia también es el nuestro”.

Actualmente, desde el Ejecutivo siguen de cerca la evolución y el estado de salud de la menor agredida. Además, desde la presidencia han ofrecido el traslado de la familia a Lima para su rehabilitación y apoyo psicológico en caso de necesitarlo.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com