cannabis

La semana pasada el Parlamento español votó la posibilidad de despenalizar el cannabis para uso recreativo. El proyecto de ley fue rechazado con 263 votos en contra, 9 abstenciones y sólo 75 a favor. El partido socialista (PSOE) votó en contra, junto con la derecha.


Nada que hacer para el cannabis, entonces. Por ahora, se mantiene la legislación actual que permite la posesión y el cultivo para uso personal, hasta un máximo de 100 gramos. Daniel Vicente (PSOE) comentó la posición de su partido en este tema, afirmando que «No es una cuestión de derecha o de izquierda, es una cuestión de salud pública» (El País).


La oposición del PSOE, sin embargo, abre una brecha en el gobierno de Pedro Sánchez (PSOE). De hecho, la otra alma del ejecutivo, Unidas Podemos, votó a favor de la legalización. El cannabis, por tanto, pone de manifiesto las diferencias y fracturas de una coalición que, en este y otros temas, no encuentra la unidad.


Que se respira un aire de crisis en el Gobierno español lo demuestra también la pugna por la nueva reforma laboral. Los dos partidos no parecen capaces de encontrar un acuerdo y Ione Belarra, que ha sustituido a Pablo Iglesias en la dirección de Unidos Podemos, ha pedido una reunión urgente con el PSOE.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com