Tras una época de fuertes lluvias que generaron inundaciones, se desató en Níger una epidemia de cólera con más de 800 casos activos en todo el país. La ciudad más afectada es Niamey, la capital, donde un grupo médico permanece 24 horas del día al cuidado y tratamiento de los enfermos que se multiplican con los días.

“Hemos posicionado un equipo médico en el sitio al que suministramos medicamentos para el tratamiento gratuito de todos los casos de enfermedad, con todos los síntomas que puedan sufrir“, explicó el ministro de Salud de Níger, el Dr. Idi Illiassou Mainassanara, quien ha visto en primera línea la repercusión de la epidemia en los centros sanitarios y ha tratado de establecer todos los protocolos necesarios en mejora de la situación.

El Dr. Habou Abdourahamane, médico jefe del distrito de salud de Niamey, notificó que el personal médico está cumpliendo a pie de letra su labor, documentando a la población sobre el cólera y garantizando los insumos médicos necesarios para los tratamientos y atención hospitalaria.

Otro de los jefes de distrito, el Dr. Saloum Mariama, destacó la importancia de crear conciencia en la población: “Realizamos sensibilizaciones sobre la propiedad de locales, instalaciones sanitarias, higiene corporal, higiene de la ropa, etc., limpieza de césped, etc., para evitar la propagación de esta enfermedad”.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com