La iglesia de la Virgen de Dolores volvió a ver la luz el pasado mes de julio del año 2020. La rotura de una presa en 1979 la sumergió bajo el agua. Los residentes del pueblo cercano al lago Purísima en Guanajuato, México tuvieron que salir de emergencia de sus casas en aquel momento.

El templo también funcionaba como rectoría y registro civil. Solía acobijar a la zona de Villa Real de Mina en la localidad de El Zangarro. “La historia oral cuenta que fue muy difícil salir para los lugareños, no solo por los edificios, sino por el sentido de pertenencia al sitio”, dijo Dulce Vázquez, directora del archivo municipal.

Algunos esperaron hasta el último momento para abandonar la región, con la esperanza de que el nivel del mar descendiera, pero aquello no ocurrió sino hasta ahora más de 40 años después. Blanca Jímenez Cisneros ya había advertido sobre la fuerte sequía a la que se enfrentaría México. La jefa de la Comisión Nacional del Agua informó que 70% del país se enfrenta a una situación preocupante.

Hasta el momento, las presas están al 50% por lo que las autoridades competentes han hecho un llamado de ahorro a los habitantes, pues es la única manera de palear la situación. A parte de la iglesia, la sequía ha dejado al descubierto otros tesoros históricos, aunque muchos de ellos en estado decadente debido al paso del tiempo.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com