Desde finales de 2019, no se ha parado de hablar sobre el coronavirus, una enfermedad respiratoria con una alta probabilidad de contagio, que terminó llevando al mundo a una pandemia que dejó y deja todavía grandes consecuencias en la vida de muchos ciudadanos. Sin embargo, poco se escucha hablar de la gripe, que al principio era confundida con el propio Covid-19, por la similitud de sus síntomas.

En Estados Unidos, miles de personas morían anualmente de gripe, pero esta tendencia ha cambiado con la llegada del Coronavirus. La pandemia se creció y la influenza despareció. Expertos creen que se debe a que las medidas sanitarias implementadas para evitar la propagación del Covid-19, también sirvieron para contrarrestar la gripe.

En Estados Unidos, 600 personas murieron a causa de la influenza entre el año 2020 y lo que va de 2021, cuando en la temporada anterior 22.000 personas fueron víctimas de esta enfermedad y otras 34.000 hace dos temporadas, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

La vacuna de la gripe siempre suele prepararse según los casos inmediatamente anteriores a su producción, este año al haber pocas muestras su estudio es limitado, así que los científicos no saben cuán eficaz podrá ser esta vez, aunque apuntan que incluso resulte ser mejor que en otros años.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com