Cada 4 minutos muere una persona en la India a causa del Covid-19. La nación esta viviendo una ola de casos sin precedentes que ha roto todos sus récords. El pasado jueves se reportaron más de 297.430 contagiados en un día, una cifra que supera a Estados Unidos en sus peores momentos.

Los hospitales se empiezan a quedar sin camas, el personal médico comienza a sentirse abrumado y uno de los suministros principales está escaseando: el oxígeno. El Gobierno ha tratado de resolver la situación enviando a través de aviones y trenes militares, oxígeno traído incluso desde Singapur, directamente hasta Delhi, la zona más afectada del país.

Sin embargo, Max Healthcare, administrador de la cadena de hospitales del norte de la India, notificó que en sus instalaciones solo quedan 2 horas de oxígeno. «Si se acaba el oxígeno, no hay margen de maniobra para muchos pacientes. Los que están conectados a ventiladores, necesitan oxígeno de alto flujo. Si el oxígeno se detiene, la mayoría morirá», dijo el doctor Sumit Ray.

Se cree que el aumento de los casos se debe a que recientemente se levantaron las restricciones lo que llevó a la celebración de múltiples reuniones. Además, para los ciudadanos es costumbre no conservar las distancias, normalmente hasta 6 personas suelen convivir en la misma habitación.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com