Hans Kristian Gaarder, era parte del grupo de incrédulos que niegan que exista el Coronavirus, tal como los científicos lo plantean. Una enfermedad que comparan con la gripe, pero que ha generado una pandemia que ha dejado miles de fallecidos en el mundo. Para el hombre de 60 años, el Covid-19 no era una razón para cuidarse o permanecer en casa.

El noruego, organizó varias fiestas ilegales en su residencia, en las que más de 12 personas dieron positivo y seguían contagiando a sus contactos más cercanos. Se cree que el hombre incluso tenía síntomas hace semanas pero se negó a hacerlo manifiesto.

Hans murió el pasado 6 de abril en un hospital de Gran, un municipio al norte de Oslo, se contagió de Coronavirus y su condición de salud empeoró en pocos días. Para Hans, el Covid-19 era una gripe leve que no se contagiaba de persona a persona. En redes sociales también le conocían por comentar sobre las elecciones pasadas de Estados Unidos, en las que aseguraba, hubo una victoria con resultados ilegítimos.

Además le gustaba hablar sobre los Iluminatis, una sociedad secreta que se fundo el 1 de mayo de 1776 con la idea de oponerse a las religiones y los abusos de poder. Algunos culparon a este grupo del origen de la Revolución Francesa.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com