'Igor el Ruso' durante su juicio en la Audiencia de Teruel'Igor el Ruso' durante su juicio en la Audiencia de Teruel

‘Igor el Ruso’ es uno de los criminales fugitivos más peligrosos de Europa. Se le acusa de asesinar a un joven ganadero y dos guardias civiles en Teruel. Tras años huyendo de la justicia, su detención se produjo en España la madrugada del 15 de diciembre de 2017 y, ahora, ha comenzado su juicio.  

Ni se llama Igor, ni es ruso. Norbert Feher es un hombre de origen serbio que durante años se hizo pasar por hasta 23 personas distintas para burlar a la justicia. En España e Italia era conocido como Igor Vaclavic, un supuesto soldado de élite del ejército rojo de Rusia.

¿Cómo llegó y qué hizo en España?

En septiembre de 2017, Feher atravesó la frontera en bicicleta. Llegaba a España huyendo de la justicia italiana, que le acusaba de un doble asesinato. Pesaban sobre él siete órdenes de busca y captura internacionales, pero en España no se le conocía. Las autoridades italianas le definían como un demente experto en armas y artes marciales.

Durante los primeros meses se asentó en la Comunidad Valenciana, pero pronto se trasladó a Teruel. Según fuentes policiales, se refugiaba en las montañas y vivía en una tienda de campaña.

Durante su estancia en Teruel cometió varios robos en los municipios de Andorra y Albalate del Obispo. Antes de cometer los asesinatos por los que se le juzga, había disparado a dos vecinos de la última localidad, a los que dejó malheridos. Feher ya ha sido condenado a 21 años de cárcel por estos hechos.

Nueve días después del ataque, Feher acabó con la vida de un joven ganadero cuando este se acercó a su propiedad, en la que el acusado estaba oculto. Tras acabar con su vida, el Ruso robó su coche y huyó en dirección a su guarida. Sin embargo, durante el trayecto disparó por la espalda a dos guardias civiles que le pararon para identificar el coche.

El juicio contra ‘Igor el Ruso’

Cuatro años después de los tres asesinatos cometidos, la Audiencia de Teruel ha iniciado el juicio contra Norbert Feher. Según los informes psicológicos presentados, el acusado tiene un trastorno bipolar y personalidad paranoide. Además, sufre un trastorno disocial grave y una conducta distorsionada y destructiva. En el momento de su detención, el hombre sobrepasaba con creces la tasa de alcohol permitida.

A ‘Igor el Ruso’ se le buscaba a nivel internacional, no solo en Italia, la justicia Serbia también pedía su arresto. El acusado ha confesado todos los crímenes cometidos en España, aunque asegura que está justificados porque los cometió en defensa propia.

Feher asegura que disparó al ganadero sobresaltado por un ruido que identificó como un arma, aunque luego descubrió que la víctima no estaba armada. Los forenses han determinado que el joven no tuvo opción de defenderse y que recibió un disparo en el corazón “mortal de necesidad”. Además, el acusado le propinó un segundo en el brazo.

Respecto a los disparos contra los agentes, Feher ha declarado que lo hizo para recuperar “mi Biblia en el coche, no la podía dejar ahí”. Según las autopsias, los guardias civiles fueron atacados por la espalda. Ambos recibieron un primer disparo en el glúteo que les hizo caer y, posteriormente, Feher les apuntó cuatro y siete veces más.

Durante el juicio, el acusado ha asegurado que “no tenía nada contra estas tres personas, ha sido el destino, han sido casualidades”. Feher ha permanecido aislado en prisión por voluntad propia. Después de su traslado al juzgado, se ha descubierto en su celda una carta que amenaza a los funcionarios de prisiones y les advierte de que “la muerte no es más que una puerta. Regresaré y os buscaré a cada uno de vosotros”.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com