La música en vivo se ha puesto a prueba. La banda Love of Lesbian ha celebrado su mítico concierto en el Palau Sant Jordi de Barcelona, usando su música como experimento para comprobar, si tomando las medidas correctas, los eventos multitudinarios pueden volver a celebrarse, a pesar de la pandemia de Covid-19.

Los asistentes, más de 5000 personas, tuvieron que enfrentarse a una prueba de antígenos antes de entrar al recinto donde se ofrecería el espectáculo. Solo seis personas han dado positivo, por lo que se les impidió la entrada. Una vez dentro, el espacio se dividió por grupos burbujas de 1800 personas.

Aunque el uso de mascarilla era obligatorio en todo momento, las distancias de seguridad no fueron tomadas en cuenta. El recinto estuvo siempre ventilado y los asistentes firmaron un documento en el que se comprometían a permanecer en contacto, en los próximos 14 días, con un grupo de sanitarios que se encargarán de constatar si hubo algún contagio.

Los miembros de la banda catalana expresaron su emoción: “Es uno de los conciertos más emocionantes de nuestra vida. Hoy todo el mundo nos está mirando. Todo el gremio de la música nos está apoyando. Es una gran responsabilidad, pasadlo lo mejor posible”, dijo Santi Balmes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com