Un vuelo de la aerolínea Tarco con destino a Doha, Catar, tuvo que aterrizar de emergencia, media hora después de despegar, luego de que se presentara un ataque a la tripulación y su capitán, dentro de la cabina de vuelo.

Un gato feroz esperó que el avión procedente de Jartum, la capital de Sudán, emprendiera su viaje para atacar al equipo de la agencia que se llevó la sorpresa en pleno vuelo.

La situación se volvió tan incontrolable que ante la imposibilidad de atrapar al felino tuvieron que dar vuelta y volver al aeropuerto de Jartum para poder liberarse de la fiera.

Se cree que el gato pudo haber entrado al aeroplano mientras realizaban labores de limpieza, revisiones de ingeniería, o durante algún momento de la noche en la que estuvo estacionado en el hangar del aeropuerto, antes de iniciar su ruta habitual, reseñó el diario Al-Sudani.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com