Llovieron piezas de un avión sobre un suburbio de Denver

La idea de que caigan piezas de acero en nuestro patio sin previo aviso no parece muy entretenida, pero tampoco parece demasiado probable. Sin embargo justo eso fue lo que paso en un suburbio de Denver después que se cayeran piezas de un Boeing 777-200 en pleno vuelo. 

El vuelo tenía como destino Honolulu, Hawai, pero tuvo que volver al aeropuerto de partida debido a la falla de motor. Por fortuna no hubo heridos reportados en el vuelo ni en los suburbios donde cayeron las piezas. 

United Airlines, la aerolínea encargada del vuelo, aseguró que los pasajeros y la tripulación estaban bien, y que se les permitiría cambiar su vuelo, así como pedir un reembolso. Así mismo aseguraron que investigaran los detalles del caso, para que no se vuelva  repetir. 

Varios de los pasajeros contaron su experiencia a periodistas presentes. Varios de ellos aseguraron que pensaban que iban a morir, con algunos incluso poniendo sus carteras e identificaciones cerca de su cuerpo, para que pudiesen reconocerlo en caso de que se estrellaran.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com