Fuente: NotiUlti.com.

Más de un millón de personas se quedaron sin electricidad en Houston y pasaron a vivir lo que se convirtió en la noche más fría en 32 años. Al parecer la demanda del servicio fue tanta esa noche que no pudieron abastecer a todos los hogares.

En un recorrido policial para conocer el estado de bienestar de los ciudadanos, los oficiales se percataron de que una familia de cuatro personas resultó intoxicada tras inhalar monóxido de carbono. Presuntamente encendieron su coche dentro del garaje para que este les generara calor y así mitigar el frío.

La madre y su niña de ocho años resultaron muertas dentro de la vivienda, el padre y el otro niño de 7 años, fueron trasladados inmediatamente al hospital más cercano, reseñó Mirror.

«Por favor abríguense y sean conscientes del peligro extremo que representa el monóxido de carbono para nosotros. Los automóviles, parrillas y generadores no deben usarse dentro o cerca de un edificio. Oremos por esta familia», dijo Acevedo, jefe de la Policía de Houston. Según NotiUlti, en el condado de Harris se registraron más de 300 casos similares de intoxicación. 

El restablecimiento del servicio dependerá de la producción de energía eólica, solar y térmica de las próximas horas. Se recomienda a las personas que todavía disponen de electricidad que la ahorren lo máximo posible.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com