Michel Temer, presidente de facto de Brasil, está involucrado en un lío legal, pues es investigado por la Policía Federal, aparentemente por estar inmiscuido en lavado de dinero y refacción de propiedades.
Hace exactamente seis meses fue abierta la causa, ante la sospecha de que Temer, recibió un soborno a cambio de un decreto sobre el sector portuario. A juicio de los investigadores, el dinero pudo haber sido utilizado para elaborar reformas en casas de familiares y que fue disimulado en transacciones inmobiliarias a nombres de terceros, según reseña Russia Today.
Al parecer la empresa Rodrimar fue una de las favorecidas con el llamado Decreto de Puertos 9.048/2017, aprobando un paquete de licitaciones para motivar y animar a empresarios nacionales y de afuera a invertir en zonas portuarias de Brasil. Según varias fuentes, sería entonces la compañía sería la que estuvo a cargo de entregar el dinero al Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB) liderado por Temer, a cambio de que sancione dicha legislación.
La Policía de Brasil solicitó a la Corte Suprema un lapso de 60 días para finalizar con las investigaciones, para determinar las responsabilidades del mandatario, informó Telesur.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *