Gustavo Dudamel lamentó la muerte del maestro José Antonio Abreu

Gustavo Dudamel lamentó la muerte del maestro José Antonio Abreu
Comparte este articulo

Tras el lamentable fallecimiento del maestro José Antonio Abreu fundador de la Orquesta Nacional Juvenil de Venezuela y del Sistema Nacional de Orquestas, Gustavo Dudamel, director de orquestas venezolano, le escribió una carta como muestra de agradecimiento por ser su mentor.
“José Antonio Abreu fue para mí una inspiración, un artista, un amigo, un padre, un maestro. Me regaló los arcanos de la música con la misma vehemencia con que me enseñó que el derecho a la belleza es inalienable; me aproximó a los clásicos universales con la misma pasión con que me acercó a mis raíces. Lo que soy se lo debo a su generosidad, a su humanidad y a su visión. Siento un inmenso privilegio que me haya tocado compartir la vida al lado de alguien de su dimensión”, expresó Dudamel.
Para el director de orquestas, la muerte del maestro Abreu, a sus 78 años significó una pérdida en el mundo de la música, ya que para él, les enseñó que el arte es un derecho universal.
“La música y el arte han perdido a una de sus más luminosas figuras. El maestro José Antonio Abreu, como nadie en nuestros tiempos, nos enseñó que el arte es un derecho universal y que la inspiración y la belleza transforman irreversiblemente el alma de un niño, convirtiéndolo en un ser humano más pleno, más sano, más completo, más feliz y, por ende, en un mejor ciudadano”.
Ante tan importante pérdida Dudamel manifestó que tiene un compromiso con quien fue su mentor para convertirse en el director de orquesta que hoy representa a Venezuela en el mundo.
“Mi compromiso con su legado es eterno e inquebrantable. Este es un compromiso además con los millones de jóvenes y niños en Venezuela y en el mundo que, como yo- vieron como su vida cobraba sentido en el momento mismo en que sublimemente eran tocados por la música”, due parte de lo que expresó.


Comparte este articulo

Leave a Reply

Your email address will not be published.