Luego de tener fecha para el lunes 12 de marzo, la investidura de la Generalitat de Cataluña queda nuevamente incierta ante las actuaciones del Juez Pablo Llarena, de quien se duda que pueda resolver la petición realizada por Jordi Sánchez para que se le permita asistir a dicha sesión.
Por otra parte, se espera que tanto la Fiscalía como la presión popular, ejercida por el partido político Vox, puedan a oponerse a la salida del candidato de su centro de reclusión para asistir a dicho evento, lo que echa por tierra la fecha antes propuesta.
Pudo conocerse que el presidente del Parlament, Roger Torrent, solicito a Llarena el día de ayer que “acuerde todo lo que sea necesario” para que el candidato S nchez pueda someterse al debate de investidura convocado para el próximo lunes. Torrent dice que S nchez cumple con “todos los requisitos” constitucionales, igualmente aseguró que “sólo el presidente del Parlament puede nombrar candidato a la investidura y puede fijar la fecha del pleno”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *