De cada 10 venezolanos, al menos 4 piensan dejar su país por grave crisis económica

De cada 10 venezolanos, al menos 4 piensan dejar su país por grave crisis económica
Comparte este articulo

Ante la inminente y continúa crisis económica, política y social que presenta Venezuela y que cada día que pasa se acentúa más, según un estudio realizado por la la encuestadora Datos Group, de cada 10 venezolanos, 4 piensan emigrar en los próximos meses.
“La gente se va porque no puede comer”, dijo este lunes el director de la empresa, Luis Maturén, al explicar a la AFP los resultados del sondeo.
Los venezolanos deben enfrentar a diario una crisis que va desde la escasez de todo tipo, principalmente de alimentación, fallas en el trasnporte público, bajos salarios y una hiperinflación que según el FMI podría escalar a 13.000% en 2018.
“Viene una diáspora muy importante, pues cuatro de cada 10 venezolanos afirmaron que se irán del país en los próximos 12 meses”, señaló Maturén.
Cada familia, al menos debe tener a uno de sus miembros fuera del país, para poder sobrevivir ante el alto costo de la vida, es precisamente la migración se relaciona con la búsqueda de ingresos en moneda extranjera para sostener económicamente al grupo familiar que se quedan, por la simple razón , del poco valor del bolívar.
De acuerdo con la investigación, en la actualidad las remesas se ubican en unos 289 millones de dólares al año, lo que equivale al 0,1% del Producto Interno Bruto.
“El 42% viene de Europa y el 40% de Norteamérica, y vamos a estar viendo un incremento de Latinoamérica”, subrayó Maturén.
En un sondeo, realizado entre el 4 de enero y el 2 de febrero entre 2.074 personas, estima que unos tres millones de venezolanos reciben dinero de familiares en el extranjero, lo que representa 14% de la población y un 5% “dijo que había recibido medicinas y alimentos del exterior.
Sin embargo, el volumen de remesas de Venezuela aún es bajo, pero los pronósticos apuntan a que para 2018 se duplique y más con la acelerada crisi, señala.
A juicio de Maturet, la pérdida de poder adquisitivo divide al país entre quienes reciben divisas y los que sobreviven con bolívares, pulverizado por la hiperinflación.
Actualmente con el 58% de aumento salarial recién decretado por el presidente Nicolás Maduro, el ingreso mínimo, de 1.307.646 bolívares, equivale a 36,6 dólares a la cotización oficial y a 6,1 dólares en el mercado negro.
Lógicamente para los venezolanos, percibir ‘más ingresos’ mensuales se vuelve sal y agua, porque un aumento arrasta el aumento progresivo de los bienes y servicios, productos, entre otros, ya que los empresarios y comerciantes para poder obtener así sea un mínimo o margen de ganancias e igualmente pagarle a sus empleados, deben también incrementar lo que ofrece al público.
La crisis política para algunos venezolanos, no figura entre las principales preocupaciones de los venezolanos, sin embargo es una de las causantes de la situación actual, que los ha llevado a tal punto, pese a ser un país petrolero, que nunca había pasado por tan mal escenario.
“La prioridad es sobrevivir, pues 40% manifestó como principal preocupación el alto costo de la vida y 29% el desabastecimiento”, afirmó el experto.
Tomás Páez, sociólogo especialista en migración, asegura que entre 400.000 y 500.000 venezolanos han abandonado el país en los dos últimos años.
Durante ese período se profundizó la crisis, sobretodo por la caída de los precios del petróleo -fuente de 96% de los ingresos- y el férreo control de la economía por parte del Gobierno, según economistas entrevistados.


Comparte este articulo

Leave a Reply

Your email address will not be published.