La tecnología blockchain va a salvar el porno? La interesante hipótesis de ‘El País’

La tecnología blockchain va a salvar el porno? La interesante hipótesis de ‘El País’
Comparte este articulo

La pornografia y las monedas encriptados es un negocio legal en muchos países, pero constantemente la tegnología blockchain está siendo amenazados por la posibilidad de que Paypal, Visa o Mastercard bloqueen su dinero o decidan, por qué tipo de trabajo no pueden cobrar.

Uno de los mercados más grande del mundo es el de entretenimiento para adultos o mercado pornográfico, su comercio se basa en contenidos eróticos de diferente intensidad para mayores de edad.

En esta industria digital, los trabajadores de carne y hueso son, salvo excepciones, los que peor lo tienen. La tecnología poco puede hacer respecto a cómo se trabaja, pero sí en cómo se cobra. Y si se trata de desintermediar y evitar censuras, nada mejor, hablemos de porno o de cualquier tipo de contenido digital, que blockchain y su aplicación de momento más conocida, las criptomonedas.

Coinmarketcap recopila que más de 1.500 criptomonedas permite comprobar que ya están en marcha varias monedas digitales para contenidos para adultos, como Titcoin o Sexcoin, pero su valor es irrisorio. Además, hay otras en pleno lanzamiento de su ICO, como Eroiy, creada sobre la plataforma de blockchain asiática NEM. Pero probablemente el proyecto más interesante sea el de Spankchain, que cuenta entre sus promotores con la estrella del porno Janice Griffith.

Pablo Fernández Burgueño, abogado experto en criptomonedas y ciberseguridad, ya ha atendido a varias consultas sobre el pago de contenidos pornográficos e incluso servicios sexuales con criptomonedas y señala que “Hay que tener en cuenta que los bancos no quieren ligarse a este tipo de negocio, y no por problemas legales, sino por imagen”.

Eso abre de par en par la puerta a las criptomonedas, pero no la que estás pensando: “Bitcoin es ya otra cosa, en pura especulación, y su minería es complicada”. Frente al invento de Satoshi Nakamoto, ha surgido una alternativa que va aún más lejos en la privacidad: “Monero se ha convertido en la criptomoneda de referencia para la industria del porno”, asegura Fernández Burgueño.


Comparte este articulo

Leave a Reply

Your email address will not be published.