Libia, el Consejo de Seguridad aboga por un diálogo inclusivo

Comparte este articulo

El Consejo de Seguridad de la ONU ha condenado los recientes actos de violencia en Libia y los combates en torno al aeropuerto de Tripoli y subrayó que la violencia “es inaceptable” y no debe usarse para lograr objetivos políticos.

El embajador de Rwanda, Eugene Gasana, que preside ese órgano este mes, declaró que los miembros del Consejo reiteraron la necesidad de que todas las partes entablen un diálogo político y se abstengan de realizar actos violentos o acciones que ponen en peligro la estabilidad del país.

El Consejo subraya además que “un diálogo inclusivo es la única vía para lograr un acuerdo político duradero y permitir que el Estado garantice la seguridad y el estado de derecho en todo el país”.

También tomaron nota de la reducción temporal de personal de la Misión de Apoyo de la ONU en Libia (UNSMIL) y expresaron su respaldo a ella.

En una sesión abierta, el representante de la ONU en ese país y jefe de la UNSMIL, Tarek Mitri, informó del deterioro de la seguridad en ese país y sobre la crisis política que atraviesa.

También participó el ministro libio de Exteriores, Mohammed Abdelaziz, quien agradeció el apoyo de la ONU y de otras organizaciones al proceso democrático en su país y aludió a los retos sociales, económicos y políticos y militares que afronta.

Además, pidió una mayor implicación del Consejo de Seguridad y de la comunidad internacional en su país, para fortalecer la seguridad, afianzar las instituciones y proteger los campos petroleros y los puertos, entre otras áreas.

“No estamos pidiendo una intervención militar, sino una iniciativa del Consejo de Seguridad para la estabilización y la consolidación de instituciones. Es la única forma de permitir que el Estado responda a los desafíos venideros”, señaló el ministro libio y pidió a ese órgano que tome el caso de Libia “seriamente, antes de que sea demasiado tarde”.


Comparte este articulo