Conchita Wurst, musa de Jean Paul Gaultier

Comparte este articulo

Nadie se lo esperaba y ha pillado desprevenido a todos los que presenciaban el desfile de Jean Paul Gaultier. Conchita Wurst, que amadrinó los actos del Orgullo Gay hace unos días en Madrid, ha cerrado el desfile de Alta Costura del diseñador francés.

Aún no ha lanzado un disco, pero se rifan su presencia en todo el mundo. Tras conquistar a los madrileños el pasado fin de semana durante la fiesta del Orgullo Gay, Conchita Wurst ahora se ha propuesto enamorar a los parisinos. Y nada menos que en la Semana de la Alta Costura, la gran cita de los personajes más influyentes del mundo de la moda.

Podría haber elegido a cualquier top model, pero Jean Paul Gaultier quiso que la encargada de poner la guinda al pastel a sus propuestas para el otoño invierno 2015 fuera la ganadora de la última edición de Eurovisión. La cantante desfiló con un vestido de novia negro, muy poco convencional, como ella misma, que se enfunda un vestido de paillettes aunque lleve barba.

Conchita se sentó en la primera fila del último desfile de Gaultier, pero en esta ocasión se ha subido a la pasarela como modelo de honor. La nueva diva de la canción europea flotó sobre la pasarela como una novia encantadora en negro, oro y rojo, al ritmo de «Rise Like a Phoenix». Les habíamos visto juntos en hace unos meses, en la Gala Life Ball, y el diseñador ya había confesado su admiración por la cantante austriaca a través de Twitter, pero hasta ahora desconocíamos que fuera su fuente de inspiración.

 


Comparte este articulo