Muere Di Stefano, un mito del fútbol

Comparte este articulo

En la tarde de este lunes se produjo la triste noticia del fallecimiento de uno de los más grandes de la historia del fútbol y del Real Madrid, Alfredo Di Stefano.

La Saeta Rubia nos dejó en medio del torneo más importante del deporte al que él ha querido más que nadie y el que él cambio de rumbo, el Mundial. Paradójicamente nunca pudo disputar un campeonato del mundo a pesar de ser el único futbolista de la historia que defendió la camiseta de tres países. Su Argentina querida, su España del alma, en dónde ha pasado la mayor parte de su vida, y en tres ocasiones la de Colombia, país en el que hizo las delicias del público futbolero jugando para Millonarios.
Su muerte no ha pasado desapercibida para nadie y todo el mundo del fútbol se ha volcado con la marcha del que para muchos es el mejor jugador de la historia. De él, dicen los que le vieron jugar que era todo pasión, amor al juego sacrificio, por los colores que defendía, y lucha en cuerpo y alma por cada uno de sus compañeros en el terreno de juego. Con un carácter alegre, un humor muy particular y un amor por su deporte, Di Stefano se reúne ahora con sus compañeros del Real donde más disfruto y con los que ganó sus 5 Copas de Europa, Sanchis, Rial, Copa…
En el homenaje preparado ayer por la noche en su adiós, Florentino no pudo contener la emoción al ver pasar sus imágenes en el vídeo y rompió a llorar como un niño. Sus palabras hacia su amigo siempre han sido magníficas. Su primera decisión como presidente en el año 2000 fue hacer presidente de honor a Di Stefano, porque como bien dijo en su despedida Florentino ayer: “Di Stefano es el Real Madrid, su leyenda sobrevivirá eternamente”.


Comparte este articulo