Felipe VI, el rey más joven de Europa

Comparte este articulo

El Rey Felipe VI, en su primer discurso ante las Cortes Generales, garantizó hoy que sabrá hacer honor a su juramento a la Constitución y que seráun jefe del Estado “leal y dispuesto a escuchar, a comprender, a advertir y a aconsejar, y también a defender siempre los intereses generales”.

El nuevo monarca español recalcó también que para que la Corona sepa ganarse continuamente el aprecio, el respeto y la confianza de los ciudadanos, y se haga acreedora de “autoridad moral” debe “velar por la dignidad de la institución, preservar su prestigio y observar una conducta íntegra, honesta y transparente”.

En su discurso expresó su solidaridad con quienes se han visto “heridos en su dignidad”por la crisis económica y ha subrayado que siente el “deber moral” de trabajar para revertir esta situación

El monarca tuvo palabras de recuerdo y homenaje hacia las víctimas del terrorismo, que “perdieron su vida o sufrieron por defender” la libertad de todos.

Por eso mostró su “inmenso respeto” por las víctimas de la violencia terrorista y recalcó que “la victoria del Estado de Derecho, junto a nuestro mayor afecto, será el mejor reconocimiento a la dignidad que merecen”

Ante diputados y senadores y las principales autoridades del Estado el rey afirmó que para que la Corona sepa ganarse continuamente el aprecio, el respeto y la confianza de los ciudadanos y se haga acreedora de “autoridad moral” debe “velar por la dignidad de la institución, preservar su prestigio y observar una conducta íntegra, honesta y transparente”.

“Hoy, más que nunca, los ciudadanos demandan con toda razón que los principios morales y éticos inspiren y la ejemplaridad presida nuestra vida pública. Y el Rey, a la cabeza del Estado, tiene que ser no sólo un referente sino también un servidor de esa justa y legítima exigencia de los ciudadanos”, aseguró.

También proclamó su “fe en la unidad de España” de la que la Corona es símbolo” y puntualizó que esa unidad no es “uniformidad” y que la engrandece y fortalece y en la que “cabemos todos”.

“Esa España, unida y diversa, basada en la igualdad de los españoles, en la solidaridad entre sus pueblos y en el respeto a la ley, cabemos todos; caben todos los sentimientos y sensibilidades, caben las distintas formas de sentirse español”, dijo Felipe VI.

Para el Rey, las diferentes sensibilidades no deben nunca “enfrentar, dividir o excluir” sino que deben servir para “comprender y respetar, convivir y compartir”.

Apeló igualmente al acuerdo entre las fuerzas políticas en los asuntos de “interés general” y llamó a mirar hacia adelante para seguir construyendo “juntos”, la España renovada del futuro.

Previamente, las Cortes Generales, reunidas en sesión conjunta en el Congreso de los Diputados, habían proclamado Rey de España a Felipe de Borbón y Grecia, que reinará con el nombre de Felipe VI.

“Juro desempeñar fielmente mis funciones, guardar y hacer guardar la Constitución y las leyes y respetar los derechos de los ciudadanos y de las comunidades autónomas”, ha sido la fórmula con la que Felipe VI ha jurado la Carta Magna ante las Cortes.

El presidente del Congreso, Jesús Posada, ha recordado que las Cortes Generales están hoy reunidas “para recibir el juramento” del Rey conforme al artículo 61 de la Constitución.

A continuación, el Rey ha prestado juramento ante las Cortes y Posada ha leído la fórmula de la proclamación.

“En cumplimiento de la Constitución queda proclamado Rey de España don Felipe de Borbón y Grecia, que reinará con el nombre de Felipe VI. Viva el Rey, viva España”, ha proclamado Posada.

Posada ha abierto la sesión después de que Don Felipe, tras ser recibido por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, haya pasado revista a las tropas en la Carrera de San Jerónimo.

Llegada al Congreso

Felipe VI, acompañado de Doña Letizia, ha llegado a las 10.26 horas al Congreso de los Diputados. El Rey, vestido con el uniforme de gran etiqueta del Ejército de Tierra, ha sido recibido con gritos de “Felipe, Felipe” por el público presente en la Carrera de San Jerónimo. El Monarca ha sido recibido por elpresidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en la calle Cedaceros.

Don Felipe y Doña Letizia, junto con la Princesa de Asturias y la Infanta Sofía, han llegado al Congreso en un Rolls Royce, perteneciente a Patrimonio Nacional, desde el Palacio de la Zarzuela, donde Don Juan Carlos ha impuesto el fajín de Capitán General a su hijo.

A la llegada al Congreso, ha rendido honores a los Reyes un batallón compuesto por una escuadra de gastadores, bandera, banda y música, y cuatro compañías de los tres ejércitos y de la Guardia Civil, que han tocado el himno de España y marchas militares.

El Rey ha pasado revista a las tropas en la Carrera de San Jerónimo acompañado por el jefe del Estado Mayor de la Defensa y del jefe del Cuarto Militar de la Casa de su Majestad el Rey antes de entrar por la Puerta de los Leones, cubierta por un gran dosel con el escudo nacional, donde le han recibido el presidente del Congreso, Jesús Posada, y el del Senado, Pío García Escudero.

Por primera vez se ha inclinado la bandera de España ante el nuevo capitán general de los Ejércitos, que ha esperado posteriormente a la Reina y a su hijas, y han bajado saludando al público que le aclamaba.

Ya dentro del Palacio, en el vestíbulo de Isabel II, ha saludado al presidente del Consejo General del Poder Judicial y del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes, y al del Tribunal Constitucional, Francisco Pérez de los Cobos, y en el Salón de Pasos Perdidos a los miembros de las Mesas del Congreso y del Senado y del Ejecutivo.

El Rey más joven de Europa

Don Felipe ha iniciado esta pasada medianoche su reinado como Felipe VI, tras la publicación en elBoletín Oficial del Estado de la ley que hace efectiva la abdicación de don Juan Carlos y pone fin a sus casi 39 años como jefe del Estado. De esta manera, Felipe VI es desde esta medianoche el rey más joven de Europa, el primero de España crecido en democracia.

Cuando Don Juan Carlos anunció el pasado 2 de junio su deseo de abdicar, aseguró que su hijo encarnaba la estabilidad y que abriría “una nueva etapa de esperanza”. Destacó, también, que “tiene la madurez, la preparación y el sentido de la responsabilidad necesarios para asumir con plenas garantías la Jefatura del Estado”.

Por su parte, la primogénita de don Felipe y Doña Letizia, la infanta Leonor, ha pasado a convertirse en Princesa de Asturias, de Girona y de Viana, títulos que le corresponden como Heredera de la Corona.

Como nuevo Rey, Felipe VI tendrá ante sí la dura tarea de recuperar el prestigio de la institución que encarna, la Corona. Esta cita con la Historia coincide con un creciente desapego hacia la clase política y los gobernantes, y con una prolongada crisis económica que ha dejado atrás a parte de su generación y que se lo está poniendo muy difícil a los más jóvenes.

El nuevo Rey de España se enfrenta a numerosos retos en el plano político, económico y social. La consulta catalana, la situación económica y, en especial, la crisis de la monarquía serán parte de los retos que debe afrontar durante este inicio de reinado.

A sus 46 años, don Felipe es un hombre identificado con los españoles y por eso ha sido el primer Heredero de la Corona en tener una licenciatura, presentar un programa de televisión, intervenir en un acto sindical, asistir a una manifestación o casarse con una profesional de la comunicación.

Preparado para reinar

Felipe VI cuenta con una intensa preparación a sus espaldas, iniciada desde su mismo nacimiento, el 30 de enero de 1968, e intensificada cuando, nueve años después, recibió los atributos que le acreditaron como Príncipe de Asturias en el salón del Cabildo de Covadonga (Asturias).

Nadie ha dudado en este tiempo de su capacidad no sólo para llevar a cabo estas tareas, sino también para reemplazar a Don Juan Carlos cuando llegara el momento, una opinión extendida en todos cuantos ha tenido oportunidad de conocerle de cerca.

Dicen que es meticuloso en su trabajo, reflexivo y prudente, que sus principales virtudes son la coherencia y la constancia, y añaden que Doña Letizia -con la que acaba de celebrar diez años de matrimonio- ha contribuido a que sea más abierto y más amable.

Los entonces Príncipes de Asturias visitaron en esos diez años 38 países de cuatro continentes, han asistido a 1.516 actos oficiales y han recibido a más de 7.200 personas. En ese mismo periodo de tiempo, Don Felipe ha realizado en solitario 70 viajes al extranjero y ha asistido a 38 tomas de posesión de presidentes iberoamericanos.

Más allá de su actividad pública en actos, audiencias y discursos, Don Felipe celebra reuniones de trabajo, alejadas de los focos, para “pulsar” la situación del país y conocer su realidad a través de expertos de distintos ámbitos de la sociedad.

Presta especial atención a todo lo que tiene que ver con la economía, los emprendedores -más si son jóvenes-, la ciencia y los avances tecnológicos, y comparte con la Reina Letizia su aprecio hacia el arte y la cultura..

Fiel a sus cometidos como Heredero de la Corona, Don Felipe ha asumido en los últimos años unimportante papel institucional que, sin llegar a sustituir a su padre en la Jefatura del Estado, le ha llevado a un lugar preferente en la proyección pública de la Casa Real.

Info:
http://www.diarioinformacion.com/nacional/2014/06/18/felipevi-nuevo-rey/1515734.html


Comparte este articulo