Espacio, un asteroide cercano a la Tierra

Comparte este articulo

Científicos de la NASA, empleando radares en tierra, han obtenido imágenes nítidas de un asteroide recientemente descubierto mientras pasaba silenciosamente por nuestro planeta. Captadas el 8 de Junio de 2014, las nuevas imágenes del objeto llamado ‘2014 HQ124’, son algunas de las más detalladas imágenes de radar “jamás obtenidas de un asteroide cercano a la Tierra”, según ha informado la entidad.

Las observaciones de radar fueron dirigidas por los científicos Marina Brozovic y Lance Benner del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA (JPL) en Pasadena, California. Los investigadores trabajaron estrechamente con Michael Nolan, Patrick Taylor, Ellen Howell y Alessondra Springmann del Observatorio de Arecibo en Puerto Rico para planificar y ejecutar las observaciones.

Según Benner, ‘2014 HQ124’ parece ser un objeto alargado, irregular, de por lo menos 370 metros en su eje más largo. “Podría tratarse de un objeto doble, o ‘binario de contacto’, consistente en dos objetos que forman un solo asteroide con dos lóbulos”. Las imágenes revelan muchas otras características, incluyendo una sorprendente colina puntiaguda cerca del centro del objeto, que en estas imágenes se ve arriba.

Las 21 imágenes de radar fueron tomadas en un lapso de cuatro horas y media. Durante ese intervalo, el asteroide rotaba unos pocos grados por cuadro, lo que sugiere que su periodo de rotación es ligeramente inferior a 24 horas.

En su máximo acercamiento a la Tierra el 8 de junio, el asteroide estuvo a 1.25 millones de kilómetros, un poco más de tres veces la distancia a la Luna. Los científicos comenzaron las observaciones de ‘2014 HQ124’ poco después de la máxima aproximación, cuando el asteroide estaba entre aproximadamente 1.39 y 1.45 millones de kilómetros de la Tierra. Cada imagen del collage y de la película representa 10 minutos de datos.

Las nuevas imágenes muestran formaciones de hasta 3.75 m de ancho. Esta es la máxima resolución actualmente posible empleando antenas de radar científicas para producir imágenes. Las vistas tan nítidas de este asteroide han sido posibles enlazando dos radiotelescopios gigantes para aumentar sus capacidades.


Comparte este articulo