El diablo se viste de Prada, la venganza se sirve en plato frío

Comparte este articulo

La primera novela de Lauren Weisberger, El diablo se viste de Prada, fue un éxito tanto en literatura como en cine (en cuya adaptación, Anne Hathaway y Merryl Streep compartían sillón). Diez años después, la escritora estadounidense resucita a la jefa más diabólica de todos los tiempos. ¿Triunfará el diablo? ¿La venganza, en plato frío, más rica?

Una de las primeras novelas chic lit, junto a El diario de Bridget Jones. Una de las más divertidas y, al mismo tiempo, llenas de elementos comunes en nuestras vidas y sobre los que reflexionar: ¿Todo por un trabajo en una empresa de renombre? ¿Cuáles sn los límites soportables en el entorno laboral?

Miranda Priestly dirige Runway, una de las revistas de moda con mayor repercusión, a la que llega una nueva secretaria adjunta: Andy. Esta, ilusionada por haber conseguido por el trabajo que cualquier chica del recién estrenado siglo XXI mataría, pronto se da cuenta que no es oro todo lo que reluce.

Si el café llega pronto, Miranda le hace volver a Andy a Starbucks para que se lo traiga más caliente; si está demasiado caliente, no lo quiere. Llamadas a las 6 de la mañana, viajes inesperados que le hacen romper planes, el adiós a su vida privada. Así vive Andy desde que pisó el despacho de la gran Miranda Priestly.

Por no hablar de su armario, que ha debido renovar de arriba abajo: toda chica que se relaciona con Miranda ha de portar zapatos Manolo Blanik, y bolso de Prada. No puede ser de otra manera.

Diez años son muchos años

Es 2013. Han pasado diez años, y Andy ha constituido su propia revista, además de estar a punto de pisar el altar. Sin embargo, el pasado siempre vuelve. ¿Qué lugar ocupará Miranda Priestly en esta nueva entrega, La venganza se viste de Prada?

Ayudante de la editora jefe en Vogue

De la casta le viene algo. Lauren Weisberger (originaria de Pennsylvania) trabajó como ayudante de la editora jefe de Vogue en Manhattan. Experiencia que le ha valido para plasmar en sus libros.

Tras El diablo se viste de Prada (2003) vino Persiguiendo un diamante (2010) y La última noche en Los Ángeles (2011).

 


Comparte este articulo