Pasta a prueba de bikini

Comparte este articulo

Con la llegada del verano, llega también la puesta a punto para lucir palmito por playas y piscinas. Si hace pocas semanas hablábamos de la dieta mediterránea como garantía de buena salud, hoy os proponemos todo el sabor de Italia con un receta muy especial. ¿Es posible disfrutar de un buen plato de pasta en de un modo sano, nutritivo y poco sobre todo poco calórico? La respuesta es sí.

Ensalada de pasta con tomastes secos, rúcula e hilos de queso. Un primer plato veraniego, que se hace fácil y rápidamente con pocos ingredientes ideal para las jornadas de verano. Fresco, simple y delicioso.

Ingredientes para 4 personas:

  • 300 gramos de pasta
  • 70 gramos de rúcula
  • 12 tomates secos en aceite
  • Hilos de queso ‘pecorino’ (¡cuánto consideréis oportuno!)
  • Aceite de virgen extra
  • Sal

¿Cómo se hace? 

Lavad y cortad la rúcula. Ponedla en un recipiente.

Cortad los tomates secos (si son comprados ya listos metednos en agua hirviendo durante 10 minutos antes de cortarlos) y añadidlos al recipiente.

Limar el queso directamente sobre el recipiente con el tomate y la rúcula.

Aliñad con olio y sal y mezclarlo bien.

Dejar reposar el condimento mientras cuece la pasta.

Cocer la pasta, escurrirla y metedla debajo del agua.

Cuando está lista, añadir al recipiente y en el caso que sea necesario añadid más aceite.

Servir después de haberla dejado reposar una hora en la nevera.

¡Qué aproveche!


Comparte este articulo