Normandía, 70 años del ‘Day D’

Comparte este articulo

 

70 años del Desembarco de Normandía, una de las batallas clave de la Segunda Guerra Mundial. Diecinueve jefes de Estado y de Gobierno se reúnen en los actos conmemorativos del “Día D”, que se celebra con el telón de fondo de la crisis ucraniana. Entre ellos se encuentran, el presidente ruso Vladímir Putin, el mandatario electo de Ucrania, Petró Poroshenko, la canciller alemana Angela Merkel, el presidente estadounidense Barack Obama y la reina Isabel II de Inglaterra.

El presidente francés François Hollande ha inaugurado los actos con una ceremonia nacional en la localidad normanda de Caen, en homenaje a las cerca de 20.000 víctimas civiles francesas que se cobró la batalla para finales de julio de 1944. En total hubo alrededor de 600.000 víctimas, entre fallecidos, heridos y desaparecidos. Ha pronunciado un discurso pacifista en el que ha rendido homenaje a las fuerzas aliadas, a la Resistencia y a los civiles que perdieron la vida durante la Segunda Guerra Mundial.

“Porque Francia conoció la barbarie, hace todo por preservar la paz en todas partes, en África y en las puertas de Europa”, ha dicho Hollande, en referencia a las intervenciones militares de tropas francesas en Mali y en República Centroafricana y a los intentos de París por evitar un conflicto armado en Ucrania. Ha asegurado que ese compromiso de su país con la paz responde al “deber de ayudar a los que sufren”, por respeto a la memoria de quienes liberaron Francia de la ocupación de la Alemania nazi, y a una voluntad de honrar los valores de Francia.

Por su parte, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha dicho que el compromiso de su país con la “libertad” está “escrito con sangre” en las playas de Normandía. Ha señalado que el 70 aniversario del Desembarco no sirve solo para conmemorar una victoria de la que sus ciudadanos están “orgullosos” sino también para “contar la historia de esos hombres y esas mujeres” que perdieron la vida para liberar Europa de la Alemania nazi.

Después del acto inaugural, los asistentes se han reunido en el cementerio más emblemático del sacrificio aliado, el de Colleville-sur-Mer, donde reposan los cuerpos de9.386 soldados sobre la playa de Omaha, llamada “la sangrienta” por lo mortífero que fue el asalto. La gran ceremonia internacional se celebra hoy, como cada 6 de junio, en Ouistreham, a la que los jefes de todas las delegaciones, veteranos de guerra y militares en activo acudirán tras la comida celebrada en el castillo de Bénouville.

 

Fuente. EiTB


Comparte este articulo