Una pesadilla de ‘Boda Feliz’

Comparte este articulo

Tras pisar el pasado año las tablas del escenario del Teatro Marquina, Una Boda Feliz arranca su segunda temporada en Madrid. Esta vez, en el Teatro Reina Victoria. ¿Cuándo? A partir del 17 de septiembre. 

Aunque aún tendremos que esperar un poco para disfrutar de esta comedia a la francesa con rostros del panorama interpretativo español actual, vamos abriendo boca. ¿Os parece?

Una tía muerta. Una herencia a punto de caer en manos de un nuevo dueño. Un sobrino mujeriego. Y una condición para recibir ese legado: que Enrique (que así se llama el heredero) se case en el plazo de un año. ¿Será capaz de renunciar a su estilo de vida a cambio de dinero?

Lo único que se le ocurre al protagonista de Una Boda Feliz es pedir matrimonio a Lolo, su mejor amigo. Así, ni ha de renunciar a su pasado ni se quedará sin herencia. ¿Cómo reaccionará, pues, Lolo ante tal ofrecimiento? Hemos de aclarar que ni uno ni otro son homosexuales; todo lo contrario.

Una boda que de feliz solo tiene el título. Por conveniencia y de pesadilla, los espectadores del Reina Victoria asistirán en primera persona a una historia que en 90 minutos dará para mucho…

Finalista de los Premios Molière

Una Boda Feliz es una comedia francesa que muestra la mejor cara de este género en el país galo, donde se quedó a las puertas de alzarse con el Premio Molière de teatro.

La obra, que ha sido adaptada con éxito al español, está dirigida por Gabriel Olivares e interpretada por Agustín Jiménez (La cena de los idiotas, 5hombres.com, El Club de la Comedia…), Txabi Franquesa (El Club de la Comedia, Caiga quien caiga…), Francesc Albiol (Las tres hermanas, Casa de muñecas, El método Gronholm…), Celine Tyll (Amar en tiempos revueltos, La extraña pareja…) y Manu Badenes (Paramount Comedy).

De miércoles a viernes a las 20:30 horas; sábados a las 19 y 21 horas; y los domingos a las 18 horas.


Comparte este articulo