Real Madrid РAtl̩tico de Madrid, La final no se la pierde nadie

Comparte este articulo

Las dudas se cernían sobre muchos jugadores por su estado físico de cara al gran partido, pero nadie se lo quiere perder, y según lo visto ayer en el último entrenamiento de ambos conjuntos, parece que todos serán de la partida.

El primero en saltar al césped de Da Luz fue el Atlético de Madrid. Todas las miradas se centraban en Arda Turan y sobre todo en Diego Costa. Pues bien, ambos futbolistas completaron el entreno perfectamente y al mismo ritmo que sus compañeros. Lo que más sorprende es la milagrosa recuperación del delantero colchonero, al que prácticamente todos daban por descartado. Sin embargo, y en un alarde de profesionalidad e ilusión, ayer se le vio bastante bien y hoy no habrá nadie que le impida estar junto a sus compañeros. En el caso de Arda, parece que el Cholo no arriesgará con dos hombres tocados de inicio y podría partir desde el banquillo y dejar su sitio en el once a Raúl García.
A continuación de los rojiblancos, saltaron a su último entrenamiento los hombres de Carlo Ancelotti. Las miradas en la parroquia blanca se centraron en Pepe, Benzemá y cómo no, Cristiano Ronaldo. Los dos delanteros se ejercitaron al mismo ritmo que sus compañeros. Se les vio correr bien, esprintar e incluso participaron en un ejercicio de disparos a portería sin aparentes problemas. Por tanto, como ya parecía durante la semana, CR7 estará en el encuentro más importante desde que viste la casaca madridista para ser el héroe de la Décima. Benzemá también estará salvo sorpresa de última hora. El francés tuvo buenas sensaciones y así lo refrendó cuando se marchaba camino de los vestuarios con un guiño de ojo en forma de Ok. El que finalmente, y como ya avisaban los médicos, no podrá presentarse en la final, es el central portugués. Pepe ha intentado todo hasta el último momento pero a pocos minutos del final de la sesión se tuvo que retirar y está casi totalmente descartado.
Ambos entrenadores serán ahora los que tomen la última decisión de qué tocados juegan y qué otros esperan su oportunidad en el banquillo. Ya no hay tiempo para más especulaciones y sólo es hora de que ruede el balón y gane el mejor.


Comparte este articulo