Consultar la vacunación, clave para los viajes al extranjero

Comparte este articulo

El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad ha puesto en marcha el programa ‘La salud también viaja 2014’, para recordar a quienes vayan a viajar al extranjero que consulten en un centro de vacunación internacional. Dichos centros facilitan información personalizada y recomendaciones de vacunación, especialmente en el caso de países tropicales o destinos poco frecuentes.

Según ha informado el Ministerio, para evitar esperas innecesarias y para hacer posible la mejor atención sanitaria, estos centros tienen habilitado un sistema de cita previa y es aconsejable que los viajeros se informen de las vacunas necesarias con suficiente antelación, ya que hay ciertas profilaxis que necesitan un periodo de tiempo antes del viaje para ser efectivas.

En este sentido, se dispone en la página Web de este Ministerio, de un enlace de acceso de los ciudadanos para consultar, por ejemplo,  consejos sanitarios como vacunas obligatorias, vacunas aconsejables o necesidad o no de quimioprofilaxis antipalúdica, cumplimentando los datos inherentes al viaje en cuestión, así como la posibilidad de concertar una cita previa en cualquier servicio de vacunación internacional.

Además, el Ministerio aconseja que, al regresar, y dado que algunas enfermedades no se manifiestan de manera inmediata, pongan en conocimiento de su médico de familia o de atención primaria cualquier síntoma que pudiera tener relación con el viaje.

Recomendaciones generales

Entre las recomendaciones básicas que los viajeros deben seguir cuando van a visitar países tropicales o donde exista algún riesgo para la salud se encuentran, por ejemplo, consultar al menos un mes o un mes y medio antes del viaje a un centro de vacunación internacional para conocer la situación sanitaria del país y las medidas de prevención que deban adoptarse o visitar al médico antes del viaje si se padece alguna enfermedad o alergia o se esté tomando algún tratamiento.

Además, es importante elegir ropa y calzado adecuados y llevar un pequeño botiquín que contenga material de cura, así como tener precaución con los alimentos y bebidas en el país de destino, lavándose las manos con frecuencia para evitar infecciones o bebiendo agua embotellada o tratada y consumiendo sólo leche envasada y derivados lácteos higienizados.

Durante 2013, los centros de vacunación internacional, autorizados por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, atendieron a 208.564 viajeros (un 2 por ciento más con respecto al año 2012 y se administraron 276.445 vacunas, lo que supone una disminución del 9’58 por ciento.


Comparte este articulo