España realiza una cadena de seis trasplantes renales de vivo en varios tiempos

Comparte este articulo

España ha dado un paso más en la donación renal de vivo, al realizar por primera vez una cadena de trasplantes renales de vivo, con donante samaritano, en varios tiempos.

Se trata de la cadena de trasplantes más larga que hasta ahora se ha efectuado en nuestro país, con un total de seis pacientes trasplantados. En ella han participado un donante ‘samaritano’, cinco parejas donante/receptor incompatibles entre sí y un receptor de la lista de espera de donante fallecido, que ha cerrado el ciclo.

La cadena, que se ha realizado en tres tiempos, comenzó a primeros de marzo y ha finalizado a principios de abril y tanto los donantes como los receptores ya han sido dados de alta.

Para lograr esta serie de trasplantes encadenados, la Organización Nacional de Trasplantes (ONT) ha recurrido por primera vez en nuestro país a la figura del ‘donante puente’, aprobada por la Comisión de Trasplantes del Consejo Interterritorial de Salud en 2013.

El ‘donante puente’ es aquel que permanece a la espera de hacer efectiva la donación, cuando su pareja ya ha sido trasplantada, con el fin de  facilitar un mayor número de trasplantes.

Hasta ahora, este tipo de trasplantes se han efectuado de forma simultánea en el tiempo para evitar interrupciones en la cadena. Para la ONT, hacer las intervenciones en días diferentes ha permitido aumentar el número de pacientes que pueden beneficiarse de esta nueva modalidad, al incorporar a la cadena nuevas parejas de donante/ receptor.

En el proceso han participado cinco hospitales de Andalucía, Cataluña, Madrid y País Vasco que son Puerta del Mar de Cádiz, Clínic de Barcelona, 12 de Octubre y Ramón y Cajal de Madrid y Cruces de Bilbao.

La cadena de trasplantes renales de donante vivo es una modalidad del trasplante renal cruzado, que la ONT puso en marcha en 2009. Este tipo de trasplante, basado en el intercambio de órganos de donantes de vivo entre dos o más parejas, tiene como objetivo ofrecer a los pacientes con insuficiencia renal crónica la posibilidad de recibir un injerto gracias a la generosidad de su pareja cuando ésta no es compatible.

Los datos de la ONT confirman el incremento del trasplante renal cruzado en nuestro país. A día de hoy, un total de 77 pacientes se han beneficiado de esta modalidad terapéutica, que ya representa el 11 por ciento de todos los trasplantes renales de vivo. De los 382 trasplantes renales de donante vivo que se hicieron en España en 2013, 41 fueron cruzados.


Comparte este articulo