La dieta de Angela Merkel

Comparte este articulo

Angela Merkel pierde 10 kg en cuatro meses y su dieta da la vuelta al mundo. El cinturón se aprieta para todos en sentido más o menos figurado. Años aplicando una dura política de recortes y austeridad, ahora es ella misma quien recorta en carbohidratos. Fueron los fotógrafos los primeros en notar que la Canciller alemana estaba más delgada. En efecto, ha sido la misma Merkel ha declarar en Bild, el diario alemán de mayor tiratura, que está a dieta desde que tuviera el accidente sobre los esquís durante la estación invernal.

Ha dejado de lado las galletas, los bocadillos de queso y sobre todo el “mett” – carne picada de cerdo-. Un cambio radical en su dieta que ahora es a base de zanahorias, verduritas crudas, ensalada y mucha fruta. Un régimen que la ha hecho perder algunas tallas y dar a su figura un aire más juvenil y deportivo.

Ha sido criticada en diversas ocasiones por su look descuidado. Y es que la Canciller no se caracteriza por su gracia, – y no tiene porque hacerlo. Su misión es hacer política, – motivo por el que en diversas ocasiones alguno que otro le ha tomado el pelo sobre sus curvas. La televisión tedesca se pregunta, con sutil ironía, si será solo una cuestión de salud.


Comparte este articulo