El Tribunal de Cuentas investiga un sobrecoste del 230% en un tramo del AVE Madrid-Barcelona

Comparte este articulo

El Tribunal de Cuentas tiene abierta una investigación judicial por sobrecostes en las obras del AVE a Cataluña por un importe superior a los 400 millones de euros. Es una investigación paralela a la que lleva a cabo la Fiscalía Anticorrupción y que ha provocado la detención de una decena de personas, incluyendo directivos de Adif.

Según recuerda la entidad fiscalizadora, en su informe de abril de 2013 sobre las obras de la línea férrea de Alta Velocidad (AVE) entre Madrid y Barcelona se pudieron de manifiesto una serie de hechos irregulares que fueron puestos en conocimiento de su sección de enjuiciamiento, la que se encarga de depurar responsabilidades contables en la Administración.

En concreto, señala el incremento del precio del contrato para la construcción de la Plataforma en el tramo Hospitalet-La Torrasa por un importe de 247 millones de euros, lo que representó un 230% de incremento del precio de adjudicación del contrato.

“Deficiencias” en otros tres tramos

También advirtió “deficiencias” en el proyecto para las obras de construcción de los tramos Castellbisbal-Papiol, Hospitalet-Can Tunis y La Torrasa-Sans, que a su vez determinaron la necesidad de realizar modificados de los contratos primitivos y/o contratos complementarios.

 

El precio total ascendió a 18,2 millones de euros los del primer tramo, 23,7 millones en el segundo y 126,64 millones en el tercero, es decir, casi 169 millones de euros, “sin que conste que se hubiera promovido la exigencia de responsabilidad alguna a los contratistas respectivos”. Todos estos proyectos pertenecen a la etapa en la que la socialista Magdalena Álvarez era ministra de Fomento.

 

A resultas de aquel informe, la Sección de Enjuiciamiento del Tribunal de Cuentas abrió las Diligencias Preliminares 106/2013, que en la actualidad se encuentran en fase de investigación para determinar “las circunstancias en las que se produjeron los hechos, la identidad de sus presuntos responsables y el importe de los perjuicios que pudieran haber sufrido los caudales públicos, datos que resultan imprescindibles para poder ejercitar las acciones encaminadas a exigir su resarcimiento”.

La Guardia Civil ha detenido entre este lunes y martes a 10 personas, cinco de la cuales han quedado en libertad a la espera de ser citadas por el juez, en relación a supuestas alteraciones de precios en las obras del AVE Madrid-Barcelona, en una operación iniciada a raíz de una querella de la Fiscalía Anticorrupción, que dirige el juzgado de instrucción número 9 de Barcelona y que sigue abierta


Comparte este articulo