Muere Cornelius Gurlitt, guardían del “tesoro nazi”

Comparte este articulo

Cornelius Gurlitt ha muerto a la edad de 81 años, como ha apenas confirmado el Tribunal de Distrito de Munich y el portavoz del mismo Gurlitt. Su apellido quizás no signifique nada para muchos, pero fue uno de los coleccionistas de arte más importantes del mundo. Entre sus obras destacan los nombre de Pablo Picasso , Marc Chagall, Henri Matisse , Max Beckmann y Emil Nolde.

Hacía tiempo que luchaba por sobrevivir a la enfermedad que se lo ha llevado. Vivía recluido en su casa de Munich, y décadas que no contestaba al timbre para tener a salvo su incalculable colección de obras de arte. Estas, en gran parte, robadas a los judíos durante la dominación nazionalista. En su casa no dejaba entrar a nadie, ni siquiera a los parientes más cercanos, que prefería directamente no ver. “Se veían de vez en cuando, pero nunca a casa”, recordaba el año pasado un pariente. El único que había conseguido acercarse a sus secretos, era su cuñado que ya, en el 2012, cuando el nombre de Gurlitt recorría los periódicos de todo el mundo al descubrirse parte de su tesoro después de su ingreso en el hospital, consiguió apropiarse de unas 22 obras.

A principios de abril el Gobierno federal alemán y el Estado Libre de Baviera habían acordado devolver a sus propietarios las obras después de haber sido examinadas por un nutrido equipo de expertos. A pesar de que las autoridades habían calculado un patrimonio de casi 600 obras, incluidas las de su apartamento en Salzburg, la familia sostiene que no son más de 50.


Comparte este articulo