Descenso: Ocho equipos luchan por evitar el infierno

Comparte este articulo

Con el Betis ya matemáticamente en Segunda División, y después del 1-1 entre la Real Sociedad y el Granada que completa la jornada 36, la lucha por permanecer en la máxima categoría del fútbol español se encuentra más abierta que nunca. Y es que hasta ocho equipos están involucrados en la pelea por la salvación. Dos jornadas de infarto para evitar dar con los huesos en la categoría de plata.

RCD Espanyol: Un empate deja una temporada más a los pericos en Primera. Osasuna en Cornellà el Prat jugándose también la permanencia y un Real Madrid en el Bernabéu probablemente luchando por la Liga son sus dos últimos rivales (41 puntos).

Málaga: En la misma tesitura que el Espanyol, los de Bernd Schuster también dependen de sí mismos para amarrar la categoría. Un punto en dos jornadas les es suficiente. Los malacitanos visitan al Atlético de Madrid con la Liga en juego y reciben a un Levante ya salvado en la última jornada (41 puntos).

Elche: Tercer equipo que depende de sí mismo, pero con un calendario más que complicado. El Elche debe recibir al FC Barcelona la próxima jornada para acabar la Liga ante el Sevilla. Un Sevilla, eso sí, sin jugarse nada y con la mente puesta en la final de la Europa League (39 puntos).

Granada: Dos auténticas finales las que le quedan al conjunto granadino, ambas con equipos involucrados en la zona de descenso, después de un punto ante la Real Sociedad en el descuento que sabe a oro: Almería en casa y Valladolid fuera. Actualmente, los de Lucas Alcaráz están tres puntos por encima de la zona de descenso (38 puntos).

Almería: Otro equipo en serios problemas a pesar de la remontada heroica ante el Betis. A la final frente al Granada en el Nuevo Los Cármenes, se suma un último partido en casa ante un Athletic de Bilbao que ya no se juega nada (36 puntos).

Getafe: El empate agónico ante el Barça le permite seguir dependiendo de sí mismo para salvarse. Ganando al Sevilla en casa y al Rayo en Vallecas, rivales que ya no se juegan nada, se quedaría un año más en Primera (36 puntos).

Osasuna: Primer equipo en zona de descenso y a uno de la salvación. Espanyol a domicilio y un Betis ya descendido en el Reyno de Navarra son sus dos últimos enfrentamientos de la temporada. Los rojillos deberán sacar ambos partidos y esperar un pinchazo de sus predecesores en la tabla.

Valladolid: La pequeña ventaja con la que cuenta el Valladolid, actualmente también con 35 puntos, es que tiene que jugar un partido más. Ventaja que quizá no sea tal si se tiene en cuenta que será ante un Real Madrid luchando por la Liga y que los de Zorrilla tendrán que disputar tres partidos en apenas dos semanas y media jugándose la vida. En caso de derrota ante los blancos, el Valladolid se vería obligado a ganar a un Betis ya descendido a domicilio y vivir un auténtico partido dramático la última jornada ante el Granada, además de esperar resultados de terceros (35 puntos).

 


Comparte este articulo