Susana Díaz: “Yo voy a unas elecciones a ganar, no a pactar”

Comparte este articulo

En una entrevista publicada este domingo en Diario de Sevilla, Díaz ha dicho que confía en recuperar la  confianza de los ciudadanos “ya, en las próximas elecciones  europeas”, que se celebran el 25 de mayo. “Hemos perdido tres  elecciones en cinco años, y ahora creemos que podemos ganar las  europeas”, asegura la socialista.

Insiste en que quiere agotar la legislatura porque haber convocado  elecciones anticipadas “hubiese sido cortar la senda de crecimiento  económico que Andalucía ha iniciado, que se producirá a un ritmo  mayor que en España”. Dice que “quienes están en ese lío de si  adelanto sí o no son los del PP, porque no tienen otra cosa que  aportar y porque, quizás, temen que el candidato no le aguante hasta  las elecciones”.

En otro orden de cosas, la presidenta del Ejecutivo andaluz ha  manifestado que los grandes bancos y empresas del país “confían en  Andalucía lo que no confía el Gobierno de España”, algo que ve  “llamativo” y que piensa seguir buscando “aunque le duela a la  derecha”.

Afirma que la tasa de paro en Andalucía, situada por debajo del 35  por ciento en la última Encuesta de Población Activa (EPA), es  “insoportable, inasumible” y por eso sostiene que la prioridad de su  Gobierno “es el empleo”.

Así, Díaz ha asumido que la formación para el empleo “ha servido,  pero no lo suficiente” y explica que la futura ley de formación  profesional para el empleo buscará “ligar el proceso educativo al  tejido productivo”. Espera con esto reducir la tasa de desempleo y  que tanto a los sindicatos como a la patronal “le muevan los mismos  objetivos”. Su objetivo en este sentido, según ha puesto de  manifiesto, es “bajar del millón de parados de momento en meses”.

“Hay que corregir lo que no funcione”
Entretanto, ha remarcado que su objetivo en Andalucía es que  “funcione mejor” y ha puesto en valor que en la región, en los últimos 30 años, con gobiernos socialistas, “se han hecho cosas muy importantes” y “avances que en otros lugares han tardado siglos”.

Mientras, en cuanto a los fondos públicos, Susana Díaz ha  asegurado que va a “aplicar el principio de concurrencia competitiva  y no habrá exoneraciones”. “He aumentado mucho todos los controles, y  lo seguiré haciendo. Por eso la ley de transparencia, que a algunos  le parece excesiva, obligará a todo el que reciba un euro de la  administración a justificarlo y a que sea público”, ha ahondado.

De esta manera, reconoce “que no todo se ha hecho bien” y por eso  defiende que “hay que corregir lo que no funcione”. “Lo preocupante  sería empeñarse en defender que todo se hizo bien; es evidente que no  fue así, porque entonces no habría pasado lo que ha ocurrido con los  ERE. Pues conociéndolo ahora, debo poner controles para que no pase  más”.

En cuanto al principal partido de la oposición, la presidenta de  la Junta ha señalado que esperaba que el cambio de Juan Manuel Moreno  como presidente del PP-A “iba a abrir también un nuevo tiempo”, pero,  lamenta, “ese nuevo tiempo tiene varias características: incapacidad  para proponer soluciones a los problemas de la gente; insolvencia a  la hora de analizar la realidad y, en tercer lugar, que es un partido  que se siente más a gusto en el fango, ensuciando la política”.

Por otro lado, dice tomar nota de lo ocurrido con la Corrala de la  Utopía “para que no vuelva a ocurrir” aunque insiste en que “quien  ocupe ilegalmente una vivienda no tiene más derechos, quien use la  violencia no tiene más derechos, quien proteste más no puede tener  más derechos del que más lo necesita”.

Rechaza la coalición PP-PSOE
Preguntada por su opinión sobre si una coalición entre el PSOE y  el PP es una buena forma de gobierno para abordar una reforma de la  Constitución en el caso de que de las próximas elecciones generales  resulte un Congreso de los Diputados atomizado, Susana Díaz ha  rechazado esa opción al entender que “en una situación difícil como  la que se puede producir por esa atomización y por el momento  histórico, debe gobernar el partido mayoritario con grandes acuerdos  de Estado con otros”.

“¿Por qué no va ser posible una reforma constitucional sin esa  fórmula? Lo fue cuando se pactó y aprobó la actual. Lo que se  necesita es estabilidad política”, ha concluido la secretaria general  del PSOE-A


Comparte este articulo

Leave a Reply

Your email address will not be published.