1500 personas dan su último adiós a Vilanova

Comparte este articulo

Cerca de 1500 personas se acercaron este lunes a la Catedral de Barcelona para dar un último adiós a Tito Vilanova en una ceremonia religiosa oficiada por el cardenal arzobispo de Barcelona, Lluís Martínez Sistach. La misa ha sido el único acto público realizado por la familia del malogrado técnico, que falleció el pasado viernes.

Entre los asistentes estaba la actual junta directiva del Barcelona además de todos los expresidentes del club que aún permanecen vivos: Agustí Montal, Josep Lluís Núñez, Joan Gaspart, Enric Reyna, Joan Laporta y Sandro Rosell. Junto a la plantilla del primer equipo han asistido los capitanes de todos los equipos de fútbol del Barça y del resto de secciones deportivas.

Varios clubes españoles también han tenido representación en la ceremonia: el Espanyol con Joan Collet; el Real Madrid con Fernández Tapias y Butragueño; el Mallorca con Serra Ferrer; el Athletic Club con José Ángel Iríbar; el Valencia CF con su presidente Amadeo Salvo y Juan Sol; el Real Betis, con Fernando Casas y Julio Jiménez; el Sevilla CF, también con su presidente, José Castro Carmona. Alguno clubes internacionales también han enviado a representantes suyos a la ceremonia. Así se ha podido ver a Begiristain (Manchester City), Joao Gabriel y Nuno Gomes (Benfica) y Eduardo Macia (Fiorentina). Además, también ha acudido Javier Tebas, presidente de la LFP.

En las puertas de la Catedral de Barcelona también se han reunido centenares de hinchas que han seguido la ceremonia mediante pantallas de televisión.

Emotivos discursos de los hijos de Vilanova

La parte más emotiva de la ceremonia han sido los discursos que han dado Adriá y Carlota, hijos de Vilanova. “Mi padre fue mi primer amor. Aún espero que vuelva a nuestro lado. De todo lo que me ha enseñado se olvidó de enseñarme cómo vivir sin él. Siempre me decía que luchara por mis sueños. Nada le cayó del cielo. Si esfuerzo le llevó a cumplir su sueño”, declaró Carlota.

Adriá también se emocionó al recordar a su padre: “Era un hombre entregado a lo suyo. Era un luchador. Cuando le diagnosticaron el cáncer, por lo primero que le preocupó fue por nuestro bienestar. Fue mi modelo. No puedo más que agradecerle los 17 años a su lado. Me ha dado grandes lecciones. Nos ha enseñado que nunca sabes cuándo llega tu momento. Sé que serás mi ángel de la guarda. A ti te dedicaré los triunfos. Descansa en paz, papá”.


Comparte este articulo

Leave a Reply

Your email address will not be published.