Borussia Dortmund – Real Madrid: Desastre, sufrimiento, y a semifinales

Comparte este articulo

El Real Madrid se ha clasificado a las semifinales de la máxima competición continental no sin antes sufrir más de lo que muchos esperaban. Tras la gran renta de 3-0 que llevaban los madridistas de la ida, el conjunto de Ancelotti salió a buscar el gol que les daba prácticamente el pase. Así fue durante los primeros quince minutos, en los que controlaron el balón y dispusieron de una inmejorable ocasión ya que el colegiado señaló penalti a favor de los blancos. Ante la ausencia de Cristiano, que definitivamente optó por no arriesgar y descansar de sus molestias en la rodilla, Di María asumió la responsabilidad. El argentino se resbaló en el momento de la ejecución y Weidenfeller detuvo el lanzamiento. A partir de ese momento, los alemanes se crecieron y tras un enorme error de Pepe en una cesión a Casillas, dejó el balón a Reus que hizo el 1-0. Con el gol se animó el Dortmund y empezaron a apretar la salida del balón del equipo español. Así, y ante el asombro de muchos, en el minuto 37, otro error, ésta vezde Illarramendi, hizo que Lewandowski se plantara ante Casillas y a pesar de que el mostoleño tocara el balón desviándolo al palo, el rechace le cayó de nuevo a Reus poniendo el 2-0 en el luminoso.

Cambio de actitud y ocasiones en ambas áreas
Tras el paso por los vestuarios, el Real Madrid cambió la actitud y a algún jugador, ya que Isco sustituyó a un Illarramendi muy nervioso durante el primer acto. Con el control del balón y la bajada en la intensidad de la presión de los locales, los delanteros madridistas comenzaron a crear peligro en el área rival. Aun así, ante la ausencia de ese gol blanco que sentenciara la eliminatoria, el Borussia dispuso de una clarisíma ocasión en los pies de Mkhitaryan, que tras regatear al guardameta merengue, envió el balón al poste con todo a su favor para empatar la eliminatoria. De ahí al final, tuvo que aparecer el ‘santo’ del Real Madrid, Iker Casillas, para salvar en dos ocasiones a su equipo. Con apuros, sufrimiento y angustia, el árbitro indicó el final del partido y el conjunto blanco se metió en el bombo para las semifinales.
Casillas


Comparte este articulo

Leave a Reply

Your email address will not be published.