El Sevilla y el Valencia tendrán que remontar

Comparte este articulo

Los dos representantes españoles en la Europa League cayeron en la ida de cuartos de final en sus visitas a Oporto y Basilea.
Los sevillistas salieron de la capital andaluza con la idea de sacar un resultado positivo que volviese la eliminatoria en franquicia al Sánchez Pizjuán. Pero nada más lejos de la realidad, ya que los hombres de Emery saltaron a Do Dragao con excesivo respeto ante un rival que poco se parece a aquel que fue campeón de Europa hace una década. Bien es cierto que los locales fueron los que dispusieron de las mejores ocasiones a lo largo de los 90 minutos. El gol llegó en el minuto 31 obra de Mangala tras un espectacular centro del exbarcelonista Quaresma, que a sus 30 años parece haber encontrado acomodo en el club portugués y realizó un partido sensacional siendo un peligro constante para la defensa sevillista. En el conjunto español por su parte, destacó para mal, el flojísimo partido de Rakitic, Marin y Reyes, lo que provocó que Bacca fuera una isla arriba apenas sin contacto con el balón. Bien es cierto que a falta de un cuarto de hora, Gameiro tuvo una inmejorable ocasión para empatar pero su remate fue horrible cuando lo tenía todo de cara para marcar. La suerte se alió con los andaluces que vieron como los portugueses estrellaron dos disparos en los postes, uno de ellos en el tiempo de descuento. Así, con el 1-0, la eliminatoria está viva para los sevillistas.

Horrible partido del Valencia
Peor suerte corrió el Valencia ante un rival a priori muy inferior a ellos. Los hombres de Pizzi llegaron a Suiza con el cartel de favorito y se fueron tremendamente arrollados por el Basilea.
Bien es cierto que el resultado es algo engañoso para lo demostrado por ambos conjuntos sobre el terreno de juego. El problema es que en el fútbol gana el que mejor puntería tiene, y ayer esos fueron claramente los suizos. Además, se unió la desgracia de que la defensa ché fue un auténtico esperpento durante los 90 minutos. Así ya en el tiempo de descanso el marcador reflejaba un 2-0. El Valencia salió a en la segunda mitad con la idea de meter un gol que le dejara la eliminatoria abierta para la vuelta en Mestalla, pero no era el día tampoco de los delanteros valencianistas que fueron desperdiciando una tras otra todas las oportunidades de que dispusieron. Peor se puso la cosa para sus intereses cuando en el último minuto el Basilea hizo el tercero y casi sentenció la eliminatoria. De todos modos, en el fútbol todo puede pasar y el Valencia buscará el milagro en Mestalla dentro de siete días.
Futbol 13/14


Comparte este articulo

Leave a Reply

Your email address will not be published.